Saltar al contenido

Pros y contras de todo tipo de hosting: como elegir el mejor

Que hosting es mejor

  1. El alojamiento es la base de cualquier sitio, su base, porque todos los datos web se encuentran en él. La mayor parte del trabajo de un recurso web depende de la elección del alojamiento. Si elige demasiado débil, perderá su audiencia. Detenga su elección en demasiado poderoso: desperdicie su dinero. Para elegir la mejor opción para su proyecto, primero debe conocer las características del alojamiento. Cloud.net ha preparado un expansor para todo tipo de hosting para ti.

Que tipos de hosting existen

Hay 5 tipos principales en total:

  • servidor virtual (compartido);
  • servidor virtual dedicado (VDS / VPS);
  • servidor dedicado;
  • colocación;
  • alojamiento en la nube (nube).

Se diferencian en características, niveles de seguridad y, en consecuencia, precios de alquiler. Algunos tipos de alojamiento son más adecuados para sitios pequeños, otros tipos de alojamiento se pueden utilizar para grandes tiendas en línea, sitios multimillonarios y otros fines.

Tipos de hosting: análisis comparativo

  1. Servidor virtual

Esta opción es ahora la más popular y la más barata. Es adecuado para pequeños proyectos. Este tipo de hosting funciona según el siguiente principio: la capacidad de un servidor físico se divide en varios usuarios.

Ventajas:

  • costo de alquiler: en promedio $ 2-10 por mes;
  • el panel de control es comprensible incluso para un principiante;
  • el proveedor es responsable de configurar y actualizar el servidor y la capacidad.

Desventajas:

  • espacio limitado en el disco duro;
  • no destinado a sitios de alto tráfico;
  • debido a la sobrecarga de capacidad de otros usuarios, su sitio puede hundirse.
  1. Servidor virtual dedicado

Este también es un servidor físico, dividido en varios usuarios. Sin embargo, al elegir esta opción, ya tendrá el control total del espacio en disco y del software. Adecuado para proyectos de tamaño medio.

Ventajas:

  • software personal, sistema operativo y disco duro;
  • independencia de otros usuarios del servidor físico;
  • acceso a la configuración.

Desventajas:

  • potencia informática general;
  • requiere un administrador del sistema para la configuración.
  1. Servidor dedicado

Esta opción es adecuada para proyectos grandes, ya que el servidor solo está a su disposición. Tú decides cómo escalarlo y no tienes que compartir el poder con otros usuarios.

Ventajas:

  • alto nivel de seguridad;
  • un servidor independiente que se puede personalizar para satisfacer sus necesidades.

Desventajas:

  • altos costos de alquiler;
  • necesita un especialista en TI para la configuración.
  1. Localización

Se trata de una concesión de espacio para un servidor en un centro de datos. Usted mismo compra el equipo, instala el software y el proveedor solo proporciona energía y acceso a Internet ininterrumpidos.

Ventajas:

  • alta seguridad;
  • costo: solo alquila el espacio para el servidor.

Desventajas:

  • autoservicio del servidor.
  1. Alojamiento en la nube

Este es el tipo de alojamiento más moderno. Alquila todos los recursos que necesita y todos están distribuidos en varios servidores. En consecuencia, esta opción es adecuada para proyectos de cualquier tamaño.

Ventajas:

  • facilidad de cambio de tamaño;
  • pago solo por la capacidad utilizada.

Desventajas:

  • Gastos inesperados, por ejemplo en caso de aumento de tráfico.

Cómo elegir hosting

Ahora ya sabes qué son los servicios de hosting y sus características. Solo queda identificar claramente sus necesidades. Si tiene un proyecto pequeño, un servidor virtual o dedicado virtual será para usted. Si eres el propietario de un sitio con mucho tráfico, presta atención a un servidor dedicado. Las ubicaciones son adecuadas para proyectos con grandes ambiciones. En cualquier caso, el alojamiento en la nube es beneficioso para todos porque solo paga por los recursos que usa.

Además del tipo de alojamiento, debe ser responsable de elegir un proveedor. Considere varios factores: la cantidad de espacio en disco, la funcionalidad, los planes de precios y la capacidad de respuesta del soporte técnico. Alquile un hosting considerando que tarde o temprano tendrá que redimensionar su proyecto. Y, por supuesto, cuide la seguridad: averigüe si el proveedor brinda protección contra ataques DDoS y virus.