Saltar al contenido

Asistentes de voz, teléfonos inteligentes nos hablan

Голосовые помощники, смартфоны говорят с нами

Los asistentes de voz son plataformas basadas en algoritmos de inteligencia artificial que permiten a las personas interactuar con operadores virtuales de forma casi natural.

A través de estas plataformas, las personas pueden realizar determinadas operaciones mediante comandos de voz. Por ejemplo, puede obtener información, controlar la reproducción de música e incluso buscar dispositivos de automatización del hogar. Sin embargo, también se pueden encontrar asistentes de voz en otros lugares, como algunos modelos de automóviles y los sistemas de servicio al cliente de algunas empresas.

En particular, esta tecnología encontrará importantes aplicaciones tanto en empresas como en consumidores. Ya hoy, gracias a plataformas como Siri, Alexa y Google Assistant, las personas pueden acceder a un segmento del futuro cuando sea posible interactuar directamente con entidades virtuales que brindarán no solo información básica simple, sino también una serie de servicios avanzados a través de comunicación natural.

Todo esto es posible gracias a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, que poco a poco hacen que los asistentes sean más precisos. Por supuesto, pasará algún tiempo antes de que pueda garantizar un enfoque verdaderamente natural.

Asistentes de voz, ¿qué son?

El nombre ya te hace entender que lo soy. Los asistentes de voz no son más que sistemas basados ​​en inteligencia artificial y aprendizaje automático capaces de interactuar con las personas de la forma más natural a través de comandos de voz. Gracias a algoritmos especiales, pueden reconocer las voces y los diálogos de las personas y comportarse en consecuencia. A través del aprendizaje automático, también pueden aprender y mejorar sus habilidades.

La tecnología de reconocimiento de voz es todavía muy joven, pero ya da excelentes resultados prácticos, incluso si los diálogos entre las personas y el operador virtual son todavía muy esquemáticos y mecánicos. Hoy en día, los asistentes de voz responden a un comando específico eligiendo entre un conjunto de respuestas / soluciones preconfiguradas. En sistemas más avanzados, las respuestas también pueden basarse en los hábitos del usuario que el asistente de voz ha aprendido.

Asistentes de voz, un poco de historia

El centro de atracción de los asistentes de voz es la tecnología de reconocimiento de voz, sin la cual no podrían existir. Esta tecnología es joven, de hecho su primera implementación se remonta a 1952, cuando se construyó el Audrey (Automatic Digit Recognizer), un dispositivo para el reconocimiento de un solo dígito conversacional. Aproximadamente 10 años después, en el Auto Show de Nueva York de 1964, IBM presentó la computadora Shoebox que se puede controlar mediante comandos de voz. Las personas podrían resolver pequeños cálculos directamente comunicándolos al dispositivo a través de un micrófono. En los años 70 comenzó a estudiar esta tecnología con gran atención, pero a partir de los 80 empezaron a aparecer las primeras grandes empresas que se ocupaban del reconocimiento de voz.

Con el paso de los años la tecnología ha ido mejorando cada vez más, y en la década de los 90 se produce el reconocimiento de voz, aunque todavía de forma «cruda», pero ya en los call center de los operadores. Gracias a esta tecnología, algunos de los actores más importantes del sector han creado soluciones que han ayudado a las empresas telefónicas a gestionar las llamadas al call center en base a la interacción de voz del llamante.

Junto a algunos protagonistas históricos como Nuance, pronto entraron en escena gigantes como Amazon, Apple, Google y Microsoft. Entre algunas de las implementaciones de reconocimiento de voz más populares en el pasado reciente se encuentran las utilizadas en Windows XP y algunos teléfonos móviles tempranos en la década de 2000, que permitían que se dictaran mensajes de voz SMS o que se reconocieran los nombres de la libreta de direcciones, lo que permitía a las personas iniciar llamadas con tu voz.

Pero la verdadera revolución llega con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, que han mejorado enormemente el rendimiento del reconocimiento de voz, permitiendo la creación de asistentes reales.

La primera empresa que dio un fuerte empujón en este sentido fue Apple, que lanzó Siri en 2011, todavía presente en todos los productos de la compañía. El lanzamiento de este asistente de voz ha impulsado a otras empresas a hacer lo mismo. Google lanzó Google Assistant, Amazon lanzó Alexa, Microsoft presentó Cortana y Samsung lanzó Bixby.

El desarrollo del reconocimiento de voz y los asistentes aún se encuentra en una etapa temprana. La investigación se centrará principalmente en la comprensión del lenguaje para hacer que los diálogos entre humanos y máquinas sean más naturales en el futuro.

Asistentes de voz: Amazon, Apple y Google

Cuando se trata de asistentes de voz, me vienen a la mente algunos de los más famosos desarrollados por Amazon, Apple y Google. Los asistentes de voz encuentran su lugar no solo en los teléfonos inteligentes, sino también en los altavoces inteligentes modernos como Google Home o Amazon Echo.

A través de estas plataformas, las personas pueden interactuar con dispositivos para obtener información, controlar la música o realizar determinadas acciones. De hecho, gracias a los kits de desarrollo desarrollados por las empresas, los asistentes de voz también pueden interactuar con dispositivos externos, permitiendo, por ejemplo, que las personas controlen los dispositivos domóticos utilizando su propia voz.

Estas soluciones ofrecen un alto grado de precisión en la actualidad, pero gracias al aprendizaje automático solo mejorarán en el futuro.

Asistentes de voz: otros usos

Pensar que el uso de asistentes de voz se detiene en teléfonos inteligentes y altavoces inteligentes es completamente incorrecto. Estas tecnologías tienen un potencial tan grande que hoy se pueden encontrar en muchas industrias.

Por ejemplo, en la industria automotriz, Mercedes ha introducido un verdadero asistente de voz en su nueva Clase A, que permite a las personas controlar ciertos aspectos del automóvil directamente con su voz.

La atención al cliente y los centros de llamadas han facilitado el desarrollo de estas soluciones en los últimos años. Por tanto, en el futuro, cada vez más personas estarán tratando con operadores virtuales cuando contacten con el servicio de soporte de las empresas.

La automatización del hogar también es un área potencialmente interesante para los asistentes de voz que pueden controlar todos los dispositivos domésticos inteligentes. Por tanto, las aplicaciones prácticas son infinitas y en los próximos años, gracias a los asistentes de voz, se producirá una auténtica revolución en muchos ámbitos.